El noveno – San Felices de los Gallegos

Tras años de pleitos, los pueblos salmantinos de San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros y Barba del Puerco consiguieron su independencia el 11 de mayo de 1852 mediante la publicación de una real sentencia. Las tres localidades quedaron entonces exoneradas de seguir pagando “el noveno” a la Casa de Alba, impuesto que exigía el abono al duque de la novena parte de los “frutos” producidos. La real sentencia significó el fin del tributo y, en la práctica, la independencia de los tres pueblos.

La fiesta de “El noveno”, que recuerda este hecho, se celebra el segundo fin de semana de mayo en San Felices. Aunque comparte con otros festejos salmantinos su carácter taurino, con sus encierros y capeas, esencialmente destaca por una peculiaridad: los vecinos utilizan antiguos carros de labranza, tablones, puertas y bancos para construir un coso en la plaza mayor de la localidad, siendo una de las pocas localidades españolas que sigue perpetuando esta imagen tradicional. Los carros, todos ellos en desuso, solo se conservan para tal fin y algunos de ellos están delicadamente decorados con pinturas.

Para que esta peculiar plaza quedase al margen de las ordenanzas que exigen la celebración de espectáculos taurinos en recintos debidamente acondicionados, fue necesario declarar “El noveno” Fiesta de Interés Turístico Regional en 2005.